MUCHOS PARAGUAYOS AUN EXTRAÑAN CON NOSTALGIA EL CUMPLEAÑOS DEL DESPOTA PARAGUAYO ALFREDO STROESSNER DENOMINADA ” FECHA FELIZ’ .

Compartilo!

COMO SE SOSTIENEN EN AMERICA LATINA LAS DICTADURAS, CON ALIADOS Y POLICIAS POLITICAS.

STROESSNER TEJIO SU HEGEMONIA CON DUREZA, DESPOTICAMENTE Y GOBERNO 35 AÑOS, A GOLPES DE PERSECUSION, VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS, CARCEL Y ESTADO DE SITIO.

DURANTE EL GOBIERNO DE STROESSNER ( 35) AÑOS, REGIA EL EDICTO QUE PROHIBIA LAS REUNIONES Y LAS SALIDA A LA VIA PUBLICA LUEGO DE LAS 00.0 HS HASTA LAS 06.00 DE LA MAÑANA.

El 3 de noviembre, ” Fecha feliz” para muchos paraguayos acomodados e ” idiotas utiles”) del año 1988, Stroessner festejó su último cumpleaños en el ex barrio Pdte. Stroessner, hoy San Pablo. La comunidad lo agasajaba y le rendía honores como a un dios.

CULTO A LA PERSONALIDAD DE STROESSNER ERA COMPARADA CASI CON LO SOBRENATURAL

Luego de 30 años, muchos todavía añoran la tradicional “fecha feliz”
Compartir en redes
A pesar de tres décadas de la caída de la dictadura, siguen presentes en la memoria colectiva los grandes festejos en esta ” fecha feliz” como la llamaban sus seguidores, mientras en la carcel de Lagerenza padecian lo inenarrable los presos politocos del despota guarani.

3 DE NOVIEMBRE FECHA PATRIA

3 de Noviembre para algunos paraguayos no es una fecha más en el calendario, sino que es motivo de recordación de la famosa “fecha feliz” del natalicio de quien en vida fuera el ex presidente de la República Alfredo Stroessner Matiauda, nacido un 3 de noviembre de 1912. Para otros, sin embargo, es la representación de un oscuro pasado de 35 años de dictadura militar, en la que se cometieron horrendas violaciones de los derechos humanos.

STROESSNER VOLTEADO POR SU CONSUEGRO

En esta nota reflejamos el pasado no tan lejano, en el que cada 3 de noviembre sus seguidores celebraban el cumpleaños como si fuera el de ellos, no solo durante su gestión, sino incluso luego del golpe de Estado ocurrido el 2 y 3 de febrero de 1989. Tras su caída, ejerció la presidencia Andrés Rodríguez, su propio consuegro enrroquecido duranta la dictadura de Stroessner.

Manuel Modesto Esquivel – Ex director de Correos del Paraguay y Juan José Benítez Rickmann – Ex secretario de Formación y Cultura.
La “fecha feliz”, como era conocido el día del cumpleaños de Alfredo Stroessner, era una jornada especial que arrancaba desde las primeras horas de la madrugada en Mburuvicha Róga con saludos protocolares de autoridades militares y civiles.

El festejo continuaba con una visita y recorrido de Stroessner por el populoso barrio Presidente Stroessner (actual barrio San Pablo de Asunción), donde siempre inauguraba obras. Al mediodía, el mandatario invitaba a sus colaboradores más cercanos a un almuerzo nuevamente en la residencia presidencial y culminaba con un pomposo festejo en la noche en el Regimiento Escolta Presidencial.

Es innegable el paso de Alfredo Stroessner (hoy hubiera cumplido 107 años) por el Gobierno de Paraguay, y a más de 30 años del golpe de Estado aún sigue siendo recordado para bien o para mal. Así lo recuerda Manuel Modesto Esquivel, ex director de Correos del Paraguay, en los últimos años de la dictadura.

“Nadie puede nublar el paso del general Stroessner por el poder. Ya le había dicho a Humberto Rubin hace años que a Stroessner lo recordarán, mal o bien, todos los días. Me parece que se está cumpliendo, no pasa un día sin que se le recuerde”, expresó Esquivel, quien se declara orgullosamente colorado y estronista.

En tanto que el escribano Juan José Benítez Rickmann, ex secretario de Formación y Cultura durante la dictadura, indicó que en todos estos años se han manifestado muchas verdades y mentiras sobre el gobierno de Stroessner. “Si a 30 años de su caída nos seguimos acordando de él, cuántos otros presidentes han pasado y nadie se acuerda de ellos como del general. De Stroessner se cuentan verdades y mentiras”, precisó.

Indicó que a Stroessner se lo quiere y se lo odia, a la vez, justificando que la represión que realizó el gobierno dictatorial fue una reacción a las numerosas guerrillas que se levantaron. “¿Por qué era odiado?, porque a los que venían con metralleta no les podía recibir con un ramo de rosas”, señaló.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com